Espiritualidad


Todo está escondido en el interior de tu alma, de tu espíritu. Sólo la valentía, la responsabilidad, la entereza y la anulación de todo miedo, harán que veas claro en tu corazón. 

"Quien a Dios tiene, nada le falta, sólo Dios basta". Así decía la mística Sta. Teresa de Ávila, y a ciencia cierta, esa es una gran  verdad.

Ese Dios se revela ahora con decisión de ampliar nuestro terreno, terreno que hasta el momento se había quedado algo estrecho, algo marchito. Que la Energía Universal, El Todo, la Luz, tenga su espacio en nuestro interior. 

Cumplamos con el deber de pensar que lo más importante en la vida es el AMOR, el AMOR al Todo, para el Todo, y para todos.

Información adicional